Pocas veces encuentras un paraíso sobre el océano que te permite maravillarte y te deja asombrado/a. En nuestro tour por Malasia dejamos para el final la joya de nuestra experiencia: snorkel en Sipadan, la única isla oceánica de este mágico país. Sipadan, la perla de Malasia es un sinfín de colores y vida.

Snorkel en Sipadan, Malasia

Sipadan forma parte del archipiélago de islas de Sabah, situado al sur este de la isla de Borneo. Para llegar ahí, hace falta avión (que te dejará en el aeropuerto de Tawau), bus hasta Semporna y, de ahí, que te recoja una de las varias empresas de buceo que te ofrecerán excursiones de 1 día a esta isla.

Nosotros nos decidimos por un alojamiento económico que nos prometía vivir al estilo local; y así fue. Pasamos la noche en el Dragon Inn de Semporna (un hotel flotante) y por la mañana Uncle Chang nos llevó directos a Mabul, donde esperamos mientras desayunábamos a tener nuestra habitación disponible. Esta empresa (experta en diving) permite que veas Sipadan desde la superficie snorkeleando y tramita los permisos para acceder a la isla de forma rápida y segura (ojo, este trámite debe solicitarse con anterioridad mínima de 1 mes).

He visto otros sitios como Sipadan, have 45 años, no ahora. Hemos, ahora, vuelto a descubrir una maravilla intacta.

Jacques Cousteau

Durante ese día exploramos Kapalai y Mabul y, al día siguiente, la increíble isla de Sipadan, la perla de Malasia. Aquí incluimos las 5 grandes sorpresas y motivos que hacen de Sipadan una de las maravillas del mundo más incuestionables:

  1. Más y más grande: si bien es cierto que las muchas especies que puedas ver ahí son conocidas en más de una isla; prometemos que en Sipadan verás más especies y de mayor tamaño que en cualquiera de las islas que se te ocurra. No sabes donde es mejor mirar porque no quieres perderte nada, ¡snorkel en estado puro!
  2. Variedad marina: ver a los parrot fish más grandes que imagines, a miles de barracudas bailar juntas por el agua, a tiburones asomarse por el coral concurrido de peces y todo ello en un escenario lleno de colores es vivir el mundo marino en su estado más bonito y sorprendente.
  3. Tortugas: animales adorables que nadan con calma. Vimos muchísimas y aun así, las seguíamos buscando. Es preciosa la imagen de un fondo azul donde una tortuga se acerca sigilosa. Somos incondicionales #turtle fans.
  4. Pared profunda que esconde secretos marinos. De hecho, las paredes que bajan del coral de Sipadan son de las más profundas que encontrarás y uno de los puntos de visita, la Turtle Cave se presenta como un “cementerio” de tortugas que yacen ahí. Indescriptible.
  5. Isla paradisíaca. Sipadan tiene historia; fue descubierta por Jacques Costeau y eso lanzó grandes cadenas hoteles a explotar sus arenas blancas, fondo marino y naturaleza salvaje. Hoy, sólo queda un parque vigilado de acceso diurno con tumbonas que te permitirán descansar, reponer fuerzas y tomar conciencia de que te rodea un paisaje especial y único en el planeta.

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.