El post de hoy es algo diferente. Si ya nos conoces, sabes que somos de espíritu inquieto, alma exploradora y experiencias activas (en movimiento). Hoy, os hablamos del Camino de Santiago, en concreto del tramo Sarria a Santiago en 8 etapas. Una experiencia en movimiento, exploradora, de espíritu inquieto pero que combina con un viaje más introspectivo e interior.

Si es tu primera experiencia con el Camino de Santiago, este tramo es perfecto para sentirlo, disfrutarlo y empezar. También lo fue para mí (Inés), y lo recomiendo 100%.

¿Vale la pena ir sólo al Camino de Santiago?

Si decides ir sólo /a, te tranquilizará saber que no vas a ser el único o la única. El camino de Santiago tiene su origen en la peregrinación, en la búsqueda de la exculpación de los pecados y se ha heredado la vinculación del camino con la sanación, el avance hacia algo nuevo, la limpieza de etapas anteriores y la espiritualidad.

Caminarlo sólo /a es revelador. El único “inconveniente” será el alojamiento, ya que deberás optar por albergues y compartir habitación o apostar por habitaciones individuales o dobles que podría impactar en el presupuesto.

Si eliges hacerlo en compañía, sí aconsejo que lo hagas con personas que disfruten de la Naturaleza, que respeten tus espacios para ir a tu ritmo y que busque, en el camino, un propósito parecido al tuyo para que las energías sean similares.

¿Por qué apostar por el tramo Sarria – Santiago?

Si ya has investigado el camino de Santiago, sabes que hay muchos caminos y muchos tramos que podrás recorrer:

El Camino Francés es el más popular y yo lo descartaría si vas a hacerlo en verano, ya que la ocupación es muy alta y perderá magia.

El Portugués es un camino muy interesante, pero el último tramo es duro físicamente y se desaconseja hacerlo con mal clima, ya que los vientos del Atlántico pueden ser incómodos.

El Inglés arranca en El Ferrol y puede ser un itinerario interesante y menos concurrido.

Y, por último, el Camino del Norte recorre la costa Cantábrica y sigue un curso precioso. De nuevo, con mal tiempo se sufre especialmente, si bien es el mejor para quienes aprecian caminar cerca del mar.

En mi caso, opté por el Camino Francés ya que:

  • Era mi primera experiencia con el Camino y me atraía hacerlo dónde más cultura de camino hay.
  • Al hacerlo en Marzo, no me encontraría con tramos concurridos de gente ni escasez de alojamiento o servicios.
  • Los puntos que atraviesa están bastante bien conectados con mi ciudad de origen: Tarragona.

Para elegir el tramo, busqué acotar mis pasos a un recorrido interesante, que presentara algo de reto, que fuera motivador, que me descubriera lugares nuevos y que me permitiera andar, como mínimo, 100 Kms (requisito para obtener la Compostela).

De esta manera, elegí el tramo Sarria – Santiago de Compostela, porque acabar en el punto donde peregrinos se encuentran, donde se alza la Catedral de destino y se respira aires de peregrinación me motivaba enormemente.

¿En cuántas etapas?

El tramo Sarria – Santiago del Camino se realiza, típicamente, en 4 ó 5 días. ¿Cuántos días puedes dedicarle tú?

Esta sería la siguiente pregunta a responder… En mi caso, por fortuna, tenía entorno a 10 días y pude combinar etapas más cortas en Kilómetros que me permitirían disfrutar del Camino a un ritmo lento, disfrutar del arte de observar, llegar a los destinos y disfrutarlos por largas horas. De esta manera, elegí recorrer Sarria – Santiago en 8 días.

Descripción de las etapas Consejos

Uno de los temas estrella en el momento de planificar el Camino de Santiago es seleccionar el tramo y repartirlo a lo largo de los días que dedicarás a caminar. En nuestro caso, al disponer de 10 días elegimos realizar etapas más cortas que nos permitieran hacer paradas, contemplar con calma y disfrutar de descansos. A continuación os mostramos las 8 etapas del tramo Sarria – Santiago que hicimos:

Etapa 1: De Sarria a Peruscallo (11 Kms)

Sarria se convirtió en nuestro punto de partida. Llegar desde Barcelona no es fácil ya que el tren dura unas 11h y tras un cambio en Monforte de Lemos, un segundo tren te deja en la ciudad peregrina.

Sarria no es una belleza pero sí un lugar dominado por el ambiente de peregrinación que arranca desde la zona vieja.

Estos 11 Kms de camino transcurren por Campos, pequeñas montañas y arroyos. Una belleza gallega sin duda.

Nos quedamos a dormir en el único hotel rural que hay en el tramo Sarria – Portomarín; se ubica en la tranquila aldea de Peruscallo y se llama Casa da Torre; una casa rural a pie de camino en el que nos sentimos muy a gusto.

Etapa 2: De Peruscallo a Portomarín (14 Kms)

Amanecer en Peruscallo tras una noche estrellada (su cielo apenas presenta contaminación lumínica) y bañado por una neblina fresca abre pulmones y mente. El camino, esta vez de 14 Kms, atraviesa aldeas repletas de horreos y riachuelos. ¡Precioso!

La llegada a Portomarín obliga a caminar a través de varios kilómetros sin sombra aunque es una etapa muy asequible. Portomarín, por su parte, es un bonito pueblo con gran oferta gastronómica y hotelera que se ubica a lo alto de un pequeño turón y rodeado de agua. Personalmente, fue la localidad que más nos gustó.

Dormimos en el Albergue PortoSantiago y, como recomendación gastronómica, os animamos a probar Restaurante Pérez y el elegante restaurante O Mirador.

Etapa 3: De Portomarín a Ventas de Narón (16 Kms)

A pesar de algunos tramos de carretera, esta etapa es verde y recorre interesantes miradores a lo alto de sus pequeños turones.

Ventas de Narón es una aldea pequeña básicamente formada por hospedajes donde tienes opción de albergue o alojamiento turístico como la Casona de ventas donde nos quedamos nosotros.

Etapa 4: De Ventas de Narón a Palas de Rei (13 Kms)

Etapa muy asequible donde el tramo más pesado es el que se acerca a Palas de Rei, una localidad de carretera sin mucho encanto pero de amplias dimensiones; por tanto, recomendamos elegir la ubicación del hospedaje inteligentemente para no cansarte de más en sus calles.

De nuevo, varios Kms transcurren por la carretera pero se compensa con los intensos verdes y pequeños bosques con los que tropezarás.

Nuestra elección de alojamiento en Palas de Rei fue Pensión Palas que se sitúa en la entrada del pueblo y que tiene bonitas vistas.

Etapa 5: De Palas de Rei a Melide (16 Kms)

Destacamos de esta etapa caminos enraizados con bonitos y altos árboles y las bonitas iglesias que aparecen a lo largo del camino. De nuevo, Melide es una localidad de carretera, de esas que crecen por la comodidad de estar al lado del Camino pero que no tiene mucho encanto…

Nos alojamos en Hotel Carlos 96, lo recomendamos enormemente, ¡el mejor desayuno hasta la fecha con opciones para quien no come gluten!

Etapa 6: De Melide a Arzúa (15 Kms)

Bonita etapa atravesando poblaciones de piedra, bosques y ríos. Lástima que el destino sea una localidad sin encanto como Arzúa, eso sí, con buena oferta gastronómica.

Casa do Cabo fue donde nos alojamos.

Etapa 7: De Arzúa a O´Pedrouzo (21 Kms)

Recuperamos el ambientazo de camino ya que en este tramo tenemos varios bares y merenderos. Un buen trozo al lado de la carretera le resta encanto pero se compensa con los tramos de bosques y campo. O´Pedrouzo desvía ligeramente del camino pero es conveniente por su oferta de restaurantes y alojamiento. Nosotros nos quedamos en el Albergue de la rotonda de O´Burgo.

Etapa 8: De O´Pedrouzo a Santiago (20 Kms)

Última etapa donde las ganas y la motivación se adueñan de tus pasos. Sabíamos de antemano que los kilómetros de entrada a Santiago serían largos así que disfrutamos enormemente el resto. Este camino te adentra a Santiago descendiendo de un turón y te pasea por largas calles. Para nosotros, fue la etapa que más maltrató nuestros pies por el asfalto.

La llegada a Santiago fue algo gris pues las señales se espacian y son menos protagonistas en la ciudad, el ambiente decae y no es hasta que llegas a la Catedral de Santiago que remonta.

Algunos consejos del Camino de Santiago

9 días caminando atravesando la Naturaleza gallega y con un sorprendente Sol es una experiencia mental y física llena de amor, comunidad y fraternidad por parte de los caminantes. Pero… También es un negocio. Y no sorprende. Pero el descaro resulta un poco insultante.

Como hemos comentado anteriormente, elige bien la época del año en la que irás, intenta reservar alojamientos por anticipado, selecciona un tramo y unas etapas asequibles que te permitan disfrutar del camino y:

  • Ten en cuenta que en todo el camino Sarria – Santiago no hay baños públicos (almenos en Marzo) y que esto te obligará a consumir en bares, restaurantes o albergues. Si me preguntas, me parece algo desconsiderado ya que este camino lo realiza gente mayor, mujeres que tendrán la menstruación y que necesitan unas instalaciones sanitarias por razones fisiológicas. Esto debería tratarse de pernigrar, no de ingresar dinero a la hostelería.
  • La oferta gastronómica durante el camino y en muchas de las localidades donde vas a dormir están a medio gas en temporada baja llegando a no tener opciones para desayunar, comer o cenar si éstos no están incluidos en el alojamiento o el mismo no tiene restaurante. Ten esto en cuenta a la hora de reservar.
  • Algo que nos ha sorprendido bastante es que muchas de las localidades de este tramo tienen muy poco encanto. No es un inconveniente pero afea la belleza del camino. Nuestra recomendación es intentar alojarse en lugares menos típicos pero más agraciados.
  • Recuerda que para obtener la Compostela (sello y certificado de Santiago) debes adquirir tu credencial (puedes hacerlo en Sarria o en tu localidad de origen ya que muchos distribuidores te la pueden vender. En este link tienes más info) y sellar mínimo 2 veces al día para comprobar que has completado los 100 Kms. En temporada baja los sellos los encontrarás, en su mayoría, en bares y albergues, por lo que de nuevo, consumir será obligatorio.
  • Para nuestra sorpresa vimos muchos peregrinos y muy pocos perros u otras mascotas realizando la peregrinación. El posible motivo: escaso alojamiento para ellos y el impedimento de muchos restaurantes de que puedan entrar. La Catedral de Santiago tampoco lo permite… Una lástima porque perdemos una nueva oportunidad de llevarlos con nosotros. La Naturaleza, al parecer, es para los que tenemos 2 patas.
  • El primer día cargamos con nuestras mochilas pensando que no supondría ninguna dificultad pero lo cierto es que el Camino de Santiago es mil veces más cómodo si vas ligero de carga, así que no dudéis en contratar los servicios de taxi de equipajes. Nosotros contratamos a caminoComodo y el servicio fue de diez.

¡Disfruta del Camino de Santiago!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *